domingo, 23 de enero de 2011

“DORMITABAN”






“DORMITABAN”



Mis sueños en mi paz interior,
del pasado del recuerdo y del
presente que estoy.

Recostado en mi diván con los
ojos ya cerrados las imágenes
pasaban…... de todos aquellos
años.

La niñez fue muy hermosa!!
La adolescencia también!!
Lo peor el ser adulto, sin saber
porque razón?

Las cosas se complicaban y ya no
había opción, olvidado el pasado
olvidando lo mejor.

El amor se alejaba por despecho
o sin razón, agobiando el trabajo
agobiando mi razón.

Ahora ya soy adulto….. ahora ya
soy mayor y mi alma, se que vive
dentro de mi paz interior?

Del pasado del recuerdo…. del
presente vivo yo, y vivo porque
yo vivo en mí espacio interior.










Escrito por el Profeta y Publicado por “Alas Rotas”

Ramón de la Calle E.



14 comentarios:

Uka. dijo...

Sí...supongo que es vital para aceptarse como adulto,encontrar esa paz interior de la que hablas.
Tendré que tumbarme en mi divan e intentar encontrarla para poder recordar con tanta calma como tú lo haces.
Muy bonito.
Un beso.

Aloe dijo...

Buenos días Alas.

Es cierto, todo está en nosostros y saber que conservamos esa esencia y observamos la presencia de sentimentos nobles ,aunque eso nos cause dolor en ocasiones ,es lo mejor del ser humano.

Me gustan tus poemas, gracias.

Un fuerte abrazo.

Aloe.

Anónimo dijo...

Vianey Núñez :
Ramón gracias por tus poemas están realmente hermosos.

Myriam dijo...

Nunca olvides al niño que habitada en tu interior.

Y recuerda con candor aquellos dulces momentos

de tu niñez y esplendor.

Crecer nunca es facil, màs necesario sin duda.

Y el amor llega siempre al alma que se mantiene pura.

Alma Enamorada dijo...

La paz en nuestro interior nos ayuda a continuar en la lucha Ramón...a veces la vida nos da sorpresas muy amargas pero hay que levantarse y volar a un nuevo cielo en busca de un horizonte que nos brinde la felicidad que tanto anhela el corazón.

Te deseo un maravilloso día lleno de luz , paz y amor...gracias por tu presencia en mi casita virtual...un enorme abrazo para ti...Dios te bendiga siempre

Princesa115 dijo...

Según vamos creciendo los problemas engrandecen, pero nuestra capacidad de resolución también.
Esa paz interior de la que habla nadie la conoce, son sólo momentos que hay que disfrutarlos.
Ahhh nunca pierdas a ese niño que todos llevamos dentro.

Un beso

ALBORADA dijo...

Precisamente son los recuerdos de nuestra vida los que nos hacen encontrar caminos, fundamentalmente, encontrarnos a nosotros mismos y de las heridas levantarnos y seguir soñando Ramon...
Me gusta como escribes, tal y como es la vida.

Saludos

Fibonacci dijo...

Me ha encantado tu página y lo que he leido en ella...mis felicitaciones...un saludo

Abuela Ciber dijo...

Paz interior....deso buscado y por muchos logrado.

Pase a saludarte deseandote una semana de creatividad y logros.
.
El que hace el bien de los demás hace el suyo.
Proverbio chino

Anónimo dijo...

Supongo que esa paz interior se encuentra recordando ese pasado, rectificando los fallos cometidos y manteniendo los positivos.

Es precioso Ramón, un placer.
Henar :)

Anónimo dijo...

Emely Adriana Salinas Landaverde:

Me gusta mucho lo que has escrito. Sabes que lo que escribes lo haces con corazón? Son cosas ciertas y palabras bonitas, me gusta como escribes y cada vez que leo un poema tuyo, me alegro por ti ya quisiera tener yo ese don de escribir tan bonito bravoooooo!!!!! Muy bien !!!! Adelante con tus poemas tienes todo mi apoyo incondicional.

Patricia 333 dijo...

Del pasado del recuerdo…. del
presente vivo yo, y vivo porque
yo vivo en mí espacio interior.

Me encanto :)

La musica hermosa de tu blogg me emociono

Un abrazo mi querido amigo ...

J.M. Ojeda dijo...

¡Hola!
Es bueno querer ser niño.
Sentir el recuerdo vivo, en el tiempo.

Saludos de J.M. Ojeda.

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Buenas noches Ramón ¿Dónde me has encontrado?
Pues muchas gracias por quedarte en Estoy a tu lado, procurare seguirte, pero esta monja anda de cabeza con el poco tiempo que tiene y una PC abuelita jaja!!
Me han gustado tus pemas, no los he mirado con detenimiento, ya es tarde pero volveré, de día, ya los ojos se quejan.
Recibe un abrazo con ternura
Sor.Cecilia