domingo, 6 de noviembre de 2011

“LA FUENTE”






“FUENTE”




De manantial que quita la
sed.


Agua de las entrañas fría y
reconstituyente que ayuda
a seguir.


Parada del caminante y….
descanso del camino, para
relajarse o dormir.


Frescura de la tierra que...
nos hace vivir.


Somos agua y es así………..


Si se terminara no podría_
mos vivir.


Agua de vida y aliento del
hombre!! De la fauna y de
la vegetación.


Sin agua no hay vida!!
luchemos por ella!!


La tala nos mata……………..


El verde es bello y discri_
minadamente acaban con
ello.


El cielo está limpio las nu_
ves no llegan y todo por
culpa…….


De nosotros los hombres.








Escrito por el Profeta y Publicado por “Alas Rotas”

Ramón de la Calle E







Nota: El autor se reserva los derechos de la publicación de la obra estando registrada en el Ministerio de Cultura en el departamento de la Subdirección General de la Propiedad Intelectual Española y la (OMPI)

8 comentarios:

ALBORADA dijo...

Me dejas beber de esa agua limpia y cristalina, como tus letras...

Amigo mío

Un abrazo muy fuerte y linda semana

Gracias por estar

Marinel dijo...

Somos unos ingratos y ella,el alma de la tierra,acabará por hartarse de nuestra crueldad e indiferencia.
Espero que aún podamos rectificar y lo hagamos.
Besos.

Myriam dijo...

La fuente es el agua de vida o la vida emana de la fuente. Tienes razón, sin ella la vida no es posible.

Un beso

Henar dijo...

Que poca importancia le damos a todo aquello que es tan necesario, supongo que forma parte del carácter ingrato de la humanidad.

Como relaja escuchar el agua correr por un arroyo, y mas si ese arroyo esta en nuestra tierra ;)

Pilar Heres dijo...

Gracias Ramón...cada homenaje rendido a esos aspectos es un reflejo de cómo los vivimos cada uno

Pilar Heres dijo...

Gracias por tu invitación...aprovecho para decirte que me encanta tu blog. Tus escritos llegan y traspasan. Un saludo.

Alma Esther dijo...

El agua es fuente de vida..un placer leer tus letras ...letras que invitan a cuidar lo que aún tenemos.

Te dejo un abrazo grande y todo mi cariño..gracias por estar siempre ahí, feliz semana

Liliana G. dijo...

Es verdad, Ramón el agua es vida y nosotros, los seres humanos no apreciamos su incalculable valor, su belleza, su necesaria presencia. Pero mientras haya alguien que la defienda con sus versos, el agua seguirá manando desde las montañas y desde los corazones.

Precioso, Ramón, un poema muy sentido.

Besotes.