domingo, 15 de enero de 2012

“COSAS Y SITUACIONES”











“COSAS Y SITUACIONES”





Como somos tan complicados
y nuestras acciones tan ligeras.



Interpretamos como queremos
sin fijarnos en la escena.



O es que nos aburrimos y las
vidas de nosotros …..



Se parece a la de ella?



O es que lo interpretamos tan
solo a nuestra manera.



Todas las cosas son bellas si se
saben traducir.



Entendiendo lo que pasa …….
y pensando lo que fuimos.



Todos pasamos por todo y no
por caminos de rosas.



El que más o menos  aunque
 no lo diga tiene sus cosas.



Llantos en silencio, ahogos y
sentimientos.



Si no preguntar a la almohada
que ella lo sabe todo.










Escrito por el Profeta y Publicado por “Alas Rotas”
Ramón de la Calle E.






Nota: El autor se reserva los derechos de la publicación de la obra estando registrada en el Ministerio de Cultura en el departamento de la Subdirección General de la Propiedad Intelectual Española y la (OMPI)





8 comentarios:

Marinel dijo...

Es cierto.
Podemos aparentar ser fuertes,vivarachos e incluso felices,pero cada cual lleva su particular bolsa de frustraciones,dolores y penas.
Lo que pasa es que hay que pensar que no la llevas,por mucho que su peso, en muchas ocasiones nos eche para atrás haciéndonos caer.
Besos.
Somos humanos,¿verdad?

Anónimo dijo...

Pues sí es cierto...al almohada sabe más de un secreto, menos mal que no habla....
Y es que la vida es así, interpretamos las cosas como nos viene en gana, pero vamos a meternos todos porque el que esté libre de culpas que tire la primera piedra.
Sabes lo que deberíamos hacer? Preguntar, cuando algo no entendemos bien o es equívoco...deberíamos preguntar porque no pasa nada.
Sincero poema, te felicito Ramón.
Besitos
"La misma de siempre"

Myriam dijo...

Tienes mucha razón a veces nos tomamos cosas importantes a la ligera y viceversa, de cosas que deberíamos dejar pasar hacemos grandes drama.

Conviene siempre meditar y evaluar.

Un abrazo y mil gracias por las lindas palabras que me dedicas en la entrada mía de Luces y colores, me emocionaron.

Liliana G. dijo...

Es verdad, Ramón, todos, absolutamente todos, hemos pasado por situaciones bellas y otras terribles. Hay que atesorar esas situaciones bellas en el corazón de los recuerdos, y las otras, las terribles, darles las gracias porque siempre saben dejar una enseñanza, quien no sufre, no aprende y tampoco sabe que puede superarse a sí mismo.

Un beso grande, querido amigo.

Sakkarah dijo...

Encierran mucha sabiduría tus palabras... Me gustan

Un beso.

kasioles dijo...

Tú lo has dicho, la almohada es nuestro cajón secreto.
La vida no es de color de rosa, en nuestro caminar, hay espinas y lamentos, pero con la comunicación, podremos evadirnos de cantidad de pesares, otras veces, es mucho peor, ya no hay remedio.
Cariños.
Kasioles

ALBORADA dijo...

Tus letras están llenas de la sabiduría de la vida, cada uno de nosotros lleva sus propios caminos, entre rosas y espinas, penas y angustias que muchas veces se desahogan en el silencio, en el diálogo con esa almohada compañera, confidente.
Debemos eguir la marcha, atesorar lo hermoso, el abrazo compañero, la mano amiga.
Sabes una vez alguien me preguntó cómo era posible el pueblo de Cuba soportara tanto, le respondí:
Es simple, la miseria compartida toca a menos.
El dolor puede ser más llevadero y ligero si sabemos tenemos la mano amiga, el abrazo sincero.

Recuerda siempre mi querido Ramón que aunque por situaciones de la vida, me aleje un poco mi afecto y cariño es sincero, para siempre, porque tú vales, porque te lo mereces.

Un fortísimo abrazo y miles de apretones, mi querido Ramón.

P.D: Si Dios permite en poco tengo la pc.

Ana Pérez Martínez dijo...

Que razon tenías con que me iba a gustar...
Será que últimamente tengo a la almohada cansada de tanta conversación.
A veces nos centramos más en mirar nuestro bien individualmente, y así nos va, hay que pensar mucho y aprender de los demás, no somos ni tan malos como unos creen, ni tan buenos como pensamos.
Un beso.