domingo, 18 de marzo de 2012

“MEJOR OLVIDAR”







“MEJOR OLVIDAR”




Hay cosas muy amargas que son
mejor olvidar.



Pero aunque pasen mil años, no
pueden cicatrizar.



Cicatriz que llevas dentro y es
esclava del dolor.



Porque no puede olvidarse  a
través del corazón.



Intentar que se termine pero
influye la razón.



De esa persona malvada que
no tienen corazón.



Vivió de prestado,  comió  y
estudio.



Y como ella no pagaba, olvido
la obligación.



De devolver todo aquello que
un día se le dio.



Ella con buenas palabras decía
te lo devuelvo?



Las palabras son humanas, la
malicia y el deseo.



Y esperar que uno crea!!



En personas sin escrúpulos
que se vallan al infierno.







Escrito por el Profeta y Publicado por “Alas Rotas”
Ramón de la Calle E.







Nota: El autor se reserva los derechos de la publicación de la obra estando registrada en el Ministerio de Cultura en el departamento de la Subdirección General de la Propiedad Intelectual Española y la (OMPI)


6 comentarios:

ALBORADA dijo...

Por Diosssssss

Amigo querido, no me gusta y lo sabes sentirte así, eres un alma muy noble y grande,
En el camino de la vida es más lo que perdido que lo ganado, pero con cada pérdida dolorosa e hiriente sacamos enseñanzas, quizás en estos momentos no sea yo la más indicada, me he replegado ante el dolor, pero siempre, siempre, recuerda que hay más placer en dar que en recibir, que hay más tranquilidad en el que sufre, que en el que se burla, porque su propia máscara se cae a pedazos.
Mi querido Ramón, te dejo mi siempre abrazo, ese, el que no cambia en los silencios y va a tu lado.

Cayla dijo...

Leí tu escrito d hoy y no sigas dándole importancia a personas q no
se lo merecen ella no merece ni q la recuerdes

Marinel dijo...

Tus versos hoy están impregnados de rabia,casi de amargura ante la certeza de sentir a esa persona como realmente es y no gustarte saberlo.
Ánimo,el tiempo pone a cada uno en su lugar.
Besos.

Sakkarah dijo...

Sí, cuando algo te hace daño, es mejor olvidar...

Un beso.

Liliana G. dijo...

Querido Ramón: entiendo que hay cosas que nos llenan de rabia, la falta de escrúpulos es una de ellas, la traición es otra, y ambas duelen. Pero te digo, desde el corazón, que mientras estamos sanos y tranquilos, todo lo demás pasa y finalmente se va. No perdamos de vista la belleza de la vida por personas que no se merecen nuestro tiempo.

Un beso muy grande.

HAYSA dijo...

ENCUENTRA EN TU INTERIOR UN LUGAR DONDE HAYA ALEGRIA, Y ESA ALEGRIA DISIPARA EL DOLOR . MUCHALUZ